Errores que cometen la gran mayoría de mujeres cuando intentan usar un tampón

Todo es risa y diversión cuando se intenta hacer algo o en este caso, utilizar un tampón, estos errores no solo lo cometen aquellas mujeres principiantes, si no también pueden cometerlos aquellas con más experiencia.

Cuándo deben ponerse la niñas su primer tampón

Te lavas las manos solamente después de colocártelo.

Este es un error muy común pero se debe tener en cuenta que, para colocarse un tampón, la mujer debe lavarse las manos antes y después de hacer el proceso de introducción, existen infinidades de bacterias y es importante prevenirlas.

Al momento de introducir el tampón no haces lo suficiente.

Podrás darte cuenta de este error, porque el tampón quedará muy expuesto, lo cual resultara incómodo para ti. El contacto con el algodón posiblemente de tu entrepierna o tu entrada vaginal generara incomodidad.

Para prevenir esto, debes asegurarte de no sentir nada en estas aéreas del cuerpo y sentirte libre.

si-eres-mujer-puedes-morir-por-usar-tampones

Te enfrascas en un solo tipo o marca de tampón.

Es importante saber que los tampones tienden a causar el síndrome de shock toxico, por lo que, es tarea de la mujer, llevar el control y solo utilizar tampones de máxima absorción solo para flujo agresivo.

En otros días, cambiar el tipo de absorción es importante para evitar futuros inconvenientes que pueden ser de gravedad para tus partes íntimas.

¿Sueles cambiarte el tampón solo una vez al día?

Puede que tengas un flujo de potencia ligera, pero aun así es importante cambiar el tampón a eso de 4 u 8 horas, ya que esto aparte de ser higiénico en muchos aspectos, te ayuda evitar la aparición de bacterias que pueden provocar el TSS.

Eres una mujer prevenida y un día después de acabar tu periodo utilizas un tampón.

Te sonara increíble, pero este tipo de precaución resulta innecesaria, el hecho de extraer un objeto hecho de algodón seco de tu vagina, que también está seca, puede resultar incómodo y en otras ocasiones hasta doloroso.

Hay mujeres que confiesan que jamás podrían vivir sin tampones, les resultan prácticos y muy cómodos para cuando están en ''esos días''. Pero otras nunca hemos mantenido una muy buena amistad con estos pequeños objetos y preferiríamos no usarlos nunca. Desde el día uno nos confundió su aplicación, nos llevó

Sueles ponerte el mismo tampón luego de orinar.

Este acto no influye en algo mortal, ni nada por el estilo,  a nivel medico no interfiere a nivel de salud ni tampoco a tu vida diaria, pero a nivel de comodidad si no te cambias el tampón lo tendrás empapado dentro de ti.

Sueles dejarte el tampón luego de que vas a defecar. 

Esto si puede ser peligroso, ya que las bacterias están a flor de piel y si el hilo contrae algunas bacterias, la cual puede viajar rápidamente a la uretra infectándola. Esto puede provocar cistitis o alguna otra enfermedad vaginal.

Puede que se te olvide sacarlo.

Puede pasar que llegues muy cansada del trabajo y solo te dispongas a dormir, y como es un artículo muy liviano, puede que no lo sientas para nada dentro de ti. Esto puede ocasionar un olor muy desagradable, es necesaria su extracción.

No lo remplazas por otro luego de nadar.

Es necesario, ya que el agua de la piscina, jacuzzi o la playa pueden almacenar muchas bacterias y causar alguna irritación.

La CUP promoverá esponjas y copas menstruales en lugar de tampones. El grupo municipal de Manresa instará al servicio de atención a mujeres comarcal que dé un ejemplar a cada joven. Carlos Orquín | El País, 20916-04-20 http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/04/20/catalunya/1461163950_104084.html

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here